Cómo mantener tu seguridad en internet

Cómo mantener tu seguridad en internet

Si cuando sales de casa tomas precauciones, como cerrar la puerta o las ventanas, ¿por qué no hacerlo con tus datos de internet? Existen peligros virtuales cuya solución es muy fácil si conoces algunos procedimientos de seguridad. Evita ataques, espionaje o robo de archivos y contraseñas con algunos trucos.

Empieza por lo básico. ¿Qué tal cerrar sesión siempre que termines en una aplicación? Puede parecer obvio, pero así cualquier persona puede entrar en tu cuenta y si no te acostumbras a hacerlo, se te olvidará salir de tu cuenta cuando inicies sesión en un ordenador compartido, como en una biblioteca, en el trabajo, en un centro de estudios… Da igual que creas que eres el único que usa ese ordenador, cualquier persona puede entrar incluso en tu portátil personal y, si no cierras sesión, entrar en tus cuentas personales.

fpxoowbr6ls-matthew-henry

Utiliza contraseñas difícil de ser encubiertas, mezclando letras, número y otros caracteres. Os recomendamos no usar nombres de familiares o fechas de cumpleaños. A pesar de que así no se os vayan a olvidar, no cuesta tanto memorizar unas pocas palabras nuevas como contraseñas. No guardes las contraseñas en archivos de Word o en el mismo ordenador, e intenta utilizar diferentes password para cada aplicación. Además, también es recomendable cambiar de contraseña periódicamente.

No descargues nada que no sea fiable. Los archivos muy pequeños, o con terminaciones extrañas como .exe, suelen ser sospechosos, así como las páginas webs que te obligan a descargarte un programa para poder continuar. Seguro que hay opciones mejores por la red.

Actualiza tu antivirus cuando sea necesario, ya que así estará al día tanto en virus como en spyware.

kt9ckzwefcg-blake-wisz

Asegúrate de comprar seguro por internet, sobre todo antes de poner tus contraseñas del banco o personales. Importante: los bancos tienen como regla de seguridad no evitar links de acceso al sitio web de la entidad en un mail.

Otra obviedad pero en la que muchas personas caen es no dar datos personas por internet. Evita publicar en redes sociales donde estás en cada momento o donde vas a estar, donde trabajas, vives o estudias, así como fotografías de la fachada de tu casa o tu automóvil, así como número de teléfono.

Es difícil, pero es necesario.

zesis_-10