Cómo realizar un buen contenido viral

Cómo realizar un buen contenido viral

Tenemos un montón de cuestiones sobre el contenido viral, ¿quieres conocer todas las respuestas? Sigue leyendo para hacer que tus publicaciones sean mucho más efectivas, lleguen a muchos más usuarios y, en consecuencia, a más posibles clientes.

El contenido viral tiene este nombre porque se compara como un virus. En uno o varios focos, el virus se propaga y se contagia de forma imparable y en ocasiones mundial. Pero esto hay que saber hacerlo, ni basta con subir a la red y esperar, ni basta con que sea de calidad. Es una mezcla de un montón de procesos lo que hará de tu contenido un contenido viral.

Existen algunos puntos en común a la hora de presentar un contenido que queremos que sea viral. Los focos iniciales (donde damos a conocer el contenido) debemos intentar que sean de personas con muchos seguidores para que mucha más gente pueda verlo y compartirlo. El alcance medio es las personas a las que puede llegar dependiendo del usuario que ha compartido el contenido. Depende de quién comparte, de la hora, de la actualidad… El índice de contagio es la probabilidad de que el usuario expuesto consuma y propague ese contenido.

Si haces un trabajo excelente y detrás hay una buena estrategia, hay más posibilidades de que el contenido sea altamente compartido y se convierta en viral. El público al que va dirigido y la carga emocional, son las dos grandes influencias. Se considera viralidad cuando se difunde de forma exponencial, espontánea y en un periodo corto de tiempo en la red.

Hay múltiples formas de crear contenido viral. El humor es el más común, porque es el más universal. A todos nos gusta reírnos. Las redes sociales además son para la mayoría de la gente una forma de ocio. Recuerda que también debe ser original, lo que es más difícil de lo que parece. No debería parecerse a nada de lo que hayas visto con anterioridad. En ocasiones, los contenidos caseros (de una menor calidad, aunque sea algo buscado) también han dado muy buenos frutos, sobre todo si son temas del día a día y cotidianos. Mejor si son actuales y sencillos, cosas que la gente pueda entender con un vistazo rápido de los ojos, que llamen la atención. Y por supuesto, que sea visual.

El contenido viral hace que aumente tu visibilidad en los buscadores y mejor tu posicionamiento web. Mejora tu presencia de marca en las redes sociales, así como tu reputación online. Dinamiza comunidades, mejor tu engagement… ¿Necesitas más razones?

El efecto que provoca en las redes sociales, en la web de la empresa o en un blog es siempre positivo. Muchas más personas nos conocerán, verán nuestros productos y podremos aumentar las ventas y la fidelización de nuestros usuarios y de nuestros clientes.