Que NO hacer en marketing

Que NO hacer en marketing

En muchas ocasiones hablamos de lo que hay que hacer en marketing digital, pero se nos olvida que de los errores también se aprende. Os dejamos una serie de consejos de lo contrario, lo que NO hay que hacer cuando se realiza una estrategia de marketing. Porque también podemos aprender de los errores de los demás.

El marketing es sencillo y difícil a la vez. Por una parte se basa en comunicar, algo que hacemos los seres humanos todo el tiempo. Pero por otra se trata de comunicar de forma efectiva, haciendo que el mensaje llegue de la forma en la que queremos que llegue. Esto hace que los errores sean comunes, pero que no por eso los tengamos que perdonarlos (ni culpabilizarlos). Podemos aprender de ellos, eso sí, e intentar no cometerlos nosotros. Os dejamos una lista de errores frecuencias en el marketing digital:

  • No identificar las palabras clave:

Las keyword son palabras que Google atiende para posicionarte en las búsquedas más frecuentes de tráfico. Es lógico que nosotros queremos estar ahí. Hay que utilizar keyword específicas, y no de temática general.

  • No cuidar las redes sociales:

De nada sirve publicar una cosa un día, aunque sea un buen contenido viral, si no vuelves a publicar en los días, (¡o meses!) siguientes. Si quieres tener éxito debes invertir tiempo y dinero en una buena gestión de redes sociales, después de haber realizado una buena estrategia y haber marcado unos objetivos concretos.

  • Seguir indiscriminadamente a mucha gente y de golpe:

La gente cree, erróneamente, que así conseguirán más followers pero no es así. Visualmente queda muy mal y se nota, hace perder credibilidad y confianza.

  • No cuidar a tus seguidores:

Hay que dar feedback siempre, contestar si te escriben y sobre todo si preguntan algo. Responde cuestiones, no les desatiendas, sé resolutivo y positivo.

  • Utilizar demasiados hashtags:

Visualmente no queda estético y confunde al lector digital, además de que no atrae a tantos seguidores nuevos. Tienes que ser específico: la calidad y la claridad hará el resto.

  • No definir el target específico:

Si queremos abarcar todo, acabamos llegando a nada. Estudia bien a tu cliente potencial y dirígete a él y solo a él. Si lo haces bien, no hará falta que amplíes el espectro.

  • No conocer cómo funciona una red social:

Quedan muy mal los errores de novato, como subir mal una foto, o desconocer herramientas y aplicaciones concretas de una red social. Denota que no conocemos nuestra profesión y disminuye nuestra confianza y calidad. Estudia a fondo la red social en la que quieres estar para ser líder en ella.

  • Compartir contenido incoherente:

Un día el tono es informal, al día siguiente tratas a tu público de usted, otro día subes un gif divertido y siguiente subes fotos de una feria oficial… No líes a tus seguidores, o tampoco sabrán exactamente cuál es el papel de tu empresa.

  • Mendigar usuarios:

No tienes que pedir a los usuarios que te sigan. Saben usar las redes sociales, confía en ellos, si tienes buen contenido y una marca atractiva lo harán por sí solos. Tienen que verte como un igual.

  • No respetar los derechos de autor:

Hay gente que piensa que todo lo que está en internet es gratis pero nada más lejos de la realidad. Tipografías, imágenes, canciones… tienen copyright y debes respetarlo, lo mismo que quieres que respeten el trabajo que estás realizando. Si no quieres pagar, existen páginas de contenidos de derechos libres.

  • Entablar discusiones:

Menos en tu propio perfil. Si existe un debate y se genera una discusión, tu papel como moderador es intentar pararla, quedar bien con todas las partes y acercarlas a tu empresa, ya sea a través de Servicio de Atención al Cliente o a través de tus dotes de comunicador. Como harías en la vida real.

  • Contestar mal a los usuarios:

Por la misma regla de tres que el punto anterior, tú no estás ahí para discutir sino para acercarte a tus clientes potenciales. Lo mismo que en una tienda no insultarías a nadie por decirte que un producto está defectuoso, por mucho que se ponga de mal humor, tampoco lo vas a hacer online.

  • Opinar sobre otras marcas:

Mantente siempre neutro, son competencia pero los clientes no deben estar en el centro de estas guerras absurdas.

  • Realizar spam:

Llenar muros, mails, foros de spam solo va en contra tuya. La repetición continuada hace que al final seas molesto y ni te vean.

  • Utilizar un tono comercial y agresivo:

No es un anuncio, es Facebook, o Twitter, o cualquier otra plataforma. Te estás dirigiendo a gente que está pasando su tiempo libre en internet, así que respétales.

  • No tener una estrategia clara detrás:

Debes saber qué quieres, cómo, cuándo, por cuánto… Todo. Debes orientar los esfuerzos a algo concreto y no simplemente crear contenidos por crear.

  • Esperar demasiado del marketing:

Controla tus expectativas. El marketing te hará conseguir buenos resultados pero cuesta esfuerzo y tiempo.

  • Caer en el cortoplacismo:

Lo mismo que no debes esperar pasar de ser una empresa mediana a ser una gran multinacional en un mes, tampoco puedes pretender llegar a tener miles de seguidores en dos días. Las cosas llevan su tiempo, los usuarios llevan sus ritmos.

  • No contar con expertos:

Al final, hay empresas especialistas en realizar todas estas labores y contar con ellos es el mejor acierto de todos.

En Zesis Marketing & Comunicación somos expertos en marketing digital, contamos con experiencia desde hace muchos años y nos adaptamos a tu empresa, sus ritmos, su producción, sus necesidades… ¡a todo!