Día de No Comprar Nada (o Nothing Buy Day)

Día de No Comprar Nada (o Nothing Buy Day)

Todavía es noviembre y ya están todos los centros comerciales decorados con motivos navideños desde principios de mes. El objetivo no es otro que despertar ese espíritu consumista asociado a esta fecha: luces de Navidad, turrones, regalos… Frente a esta tendencia de hiperconsumo surge el Nothing Buy Day, o el Día de No Comprar Nada, en español.

El Buy Nothing Day es algo parecido a un día de huelga del consumidor que consiste en escapar de la corriente consumista que se nos es impuesta tanto en Navidad como en el resto del año. Para ello se invita a toda la población a reducir al máximo las compras de esa jornada, limitándolas a lo realmente necesario o incluso anularlas, y a salir a la calle para denunciar esta situación.

Aunque es bien sabido que el consumo es un estimulador socioeconómico muy importante, puesto que si él no hay crecimiento ni empleo; la naturaleza ofrece, por desgracia, un número de recursos finitos y pierde años de vida cada vez que no reciclamos un envase o que compramos un cuaderno antes de acabar de llenar el que teníamos antes.

El Nothing Buy Day tiene su origen en Canadá. El primer Día Sin Compras se celebró en septiembre de 1992 y en 1997 se trasladó al viernes posterior al Día de Acción de Gracias, haciéndolo coincidir con el Black Friday, uno de los días de más consumo en Estados Unidos. Actualmente, la jornada se celebra en más de 60 países, aunque algunos la celebran el sábado, como España.